H I L

V A

N A R

L U I S   E N R I Q U E   P É R E Z

Luis Enrique Pérez en su exposición Hilvanar, nos presenta una serie de fotografías y textiles en las que se instrumentan formas de ver, mostrar, decir, simbolizar, significar y nombrar las identidades. Sus obras son relatos, historias, crónicas personales y colectivas acumuladas a lo largo de los años. ¿Metáforas que desbordan lo íntimo para operar sobre lo público? O ¿representaciones del subconsciente?
 

En las obras de Luis Enrique Pérez podemos ver, además de su propia historia, una historia íntima y muy personal, las múltiples formas que adopta la subjetividad y las identidades. La incorporación del textil a su práctica artística derivó de un proceso de reflexión entre arte e historia, que lo condujo hacia la resignificación de los textiles alforzados que se producen artesanalmente para elaborar guayaberas en su ciudad de origen, en el norte de Veracruz.
 

Para él fue significativo vincular estéticamente la alforza con los conceptos herida-cicatriz, un motivo que le permitió repensar su origen biocultural en torno a un textil cuasi pintura, con el que también evoca los procesos de mestizaje derivados de “la conquista”.
 

Comprender la alforza como cicatriz le ha consentido “hilvanar” el textil alforzado con su origen “mestizo”. A través de una investigación estética, narra una microhistoria determinada por el colonialismo, haciendo un paralelismo entre lo local y lo global, lo utilitario y lo artístico, lo centralizado y lo periférico.
 

Su fotografía se caracteriza por una aguda mirada a los problemas personales, sociales y de su realidad identitaria. Le distingue el gusto por la fotografía construida, los collages y la utilización simbólica de dibujos o materiales de naturaleza artesanal. Con estos materiales ¿muestra u oculta su identidad? O ¿trata de provocar una relectura de las diversas identidades locales? A través de una relectura de la historia y de imágenes hegemónicas que han configurado su identidad, construye imaginarios visuales desde la especificidad de su cuerpo, lugar de origen y su propia historia.
 

En esta exposición, en Flavia, Jiménez 42, Centro, Xalapa, Veracruz, abierta a partir del 23 de septiembre, el espectador podrá apreciar cómo la exploración de las identidades que este artista realiza, le admite expresar, recontextualizar y resignificar prácticas y discursos sociales para expresar “que somos un cruce de ideas, costumbres y fenotipos que nos perfilan, en el presente, hacia el reconocimiento de una identidad hibrida en constante definición.”

Manuel Velázquez
Septiembre de 2021

G A L E R Í A